Cuando no lo admitieron de joven en el Ski Team USA bajó por la pista en pelota picada riéndose de todo el protocolo. Cuando lo descalificaron en una prueba de freestyle hizo lo mismo escapando de la organización calzado sólo de sus botas y esquís. Shane lo tenía claro, era un rebelde anti-sistema y lo único que quería era disfrutar de lo que más amaba… el Esquí y sus locuras.

McCokney, un reportaje muy estremecedor de este “personaje” que fue al límite durante toda su vida hasta que un día algo falló y perdió la vida dejando esposa y una hija a los 39 años.

Shane McConkey lo tenía muy claro, sin riesgo no se sentía vivo y así fue. Vivió el esquí desde pequeño y de la mano de su padre Jim, instructor de esquí y uno de los pioneros del esquí extremo allá por los 60’s. Sus acrobacias fueron un referente a seguir que más tarde fueron cuna del “freeride” & “freestyle”.

[foogallery id=”3264″]

Shane McConkey, nacido en 1969 en Vancouver, se aferró muy fuerte a la figura de su padre y ya nadie lo pudo parar. Empezó a competir en pruebas de freeski que más tarde fue dejando para dedicarse en pleno al freeride. De ahí empezó a rodar films de esquí extremo para las principales productoras como TGR, Matchstick Productions, Warren Miller Films entre otras.

Shane siempre llevaba su vida al limite, desde las bromas más gamberras con sus colegas hasta llevar sus trucos al filo de lo imposible. Su vida era un verdadero desastre, siempre tirado sin un centavo y viviendo en verdaderos agujeros donde iba sobreviviendo. Shaun ayudó en el desarrollo del nuevo concepto de esquí de freeride, los “Fat Skis”  y de camber invertido, incluso había hecho alguna descenso con tablas de esquí náutico. Colaboraba estrechamente con K2 y en concreto sobre su modelo de “Big Mountain” K2 Pontoon.

En las competis de freeride, mientras algunos riders rapelaban para salvar rocas y obstáculos,  Shane las saltaba sin más, creando así un nuevo estilo mucho más espectacular dando un vuelco a esta disciplina.

Shane no tenía suficiente con el freeride y empezó con el salto base. Se enganchó de tal forma que imaginaba saltos en todo momento desde los lugares más inhóspitos, antenas, edificios, acantilados, puentes… y ya para rizar el rizo empezó a practicar con los esquíes puestos, saltando desde las crestas de las montañas nevadas. Desarrolló uno de los primeros “wingsuits” que desencadenaron la evolución de estos tipos de saltos.

Un día fatídico de 2009, rodando un film para Red Bull en las Dolomitas algo falló… después de saltar por un acantilado con un doble backflip, el dispositivo que hacía saltar una de las fijaciones de los esquís no funcionó. Shane entró en barrena sin poder activar su paracaídas y perdió la vida de la forma más extrema y más placentera para él. Todo el mundo del esquí, amigos, familia, quedaron consternados…

Shane era así, no lo podía evitar, su trágica perdida nos dejó atrás toda una revolución de técnica, coraje, locura, simplicidad, simpatía, amabilidad, carisma y muchas gamberradas que lo definían a él mismo por completo.

Sin dudarlo os recomendamos que veáis el documental de su biografía, por muy duro que parezca es toda una lección de vida.

Trailer:

Movie:
http://mcconkeymovie.com

+info & Pics: Red Bull,  Whistler Museum

Films

  • Claim (2008)
  • Seven Sunny Days (2007)
  • Steep (2007)
  • Push (2006)
  • Yearbook (2005)
  • The Hit List (2005)
  • Warren Miller’s Higher Ground (2005)
  • Focused (2004)
  • Ski Movie III: The Front Line (2002)
  • Ski Movie 2: High Society (2001)
  • Ski Movie (2000)
  • There’s Something About McConkey (2000)
  • Global Storming (1999)
  • Sick Sense (1998)
  • Walls of Freedom (1995?)
  • TGR’s The Realm (1994)
  • Immersion (2002)
  • Alpine Rapture (1993)
  • Ski Theater (1992)